View site in English
Compartir
Proyectos de PIP
Un proyecto preescolar sobre los peces
Scott Brouette
Centro Preescolar de la Universidad de Illinois Occidental
Macomb (Illinois, EE. UU.)

Información de fondo

El Centro Preescolar de la Universidad (University Preschool Center) está ubicado en la Universidad de Illinois Occidental en Macomb (Illinois). Los niños tienen entre 3 y 5 años de edad y son hijos de profesores, empleados y estudiantes de la universidad. La mayoría de los 21 niños asisten durante todo el día, 5 días a la semana. El centro está abierto de las 7:45 a.m. hasta las 5:00 p.m. de lunes a viernes durante las semanas de clases regulares de la universidad. El salón de clases tiene un maestro principal, otra maestra de tiempo completo, una ayudante de maestra de tiempo completo y varias estudiantes que trabajan de ayudantes. El maestro principal implementa el trabajo en proyectos con ayuda adicional de los demás adultos de la clase. El Proyecto de Peces empezó a fines de enero del 2010 y continuó hasta principios de mayo del 2010.

Fase 1. El comienzo del proyecto

Cuando volvieron al salón de clases después de las vacaciones de invierno, los niños descubrieron que nuestra pecera contenía muchos peces nuevos. A los maestros les resultó evidente que los peces nuevos entusiasmaban mucho a los niños. Durante la primera semana después de las vacaciones, los peces nuevos llamaron mucho la atención de los niños. Mientras conversábamos sobre posibles temas de proyectos nuevos durante la reunión matutina, varios niños sugirieron el tema de peces. Había dos temas más de interés: los patios de recreo y el transporte. Hacemos muchas votaciones en nuestra clase, así que los niños decidieron votar sobre el tema, y los peces ganaron con un total de 9 votos.

Con el aliento de los adultos, los niños empezaron a contar muchos cuentos sobre sus experiencias con peces. Los niños siempre están listos para contar cuentos durante la reunión matutina. Una vez que se escoge un tema, ¡no se los puede detener cuando comparten ideas! Cuando uno de los niños sugirió que construyéramos un pez, el grupo también empezó a hablar sobre maneras de construir un pez. Eventualmente los niños quedaron en usar pasta de moldear para formar el cuerpo de un pez, pero luego se preguntaron: ¨ ¿De qué forma es el cuerpo de un pez? ¨ En la conversación sobre esta pregunta, los niños expresaron diversas ideas. Algunos pensaban que los cuerpos de peces eran redondos, mientras que otros pensaban que eran derechos. Cierto niño dijo que eran ovalados, y todos estuvieron de acuerdo. Usamos las manos (y eventualmente un rodillo) para formar la pasta para hacer los peces. Cierta niña de 4 años se esforzó especialmente por formar el cuerpo con la pasta de moldear (Figura 1). Los niños usaron tijeras para cortar papel duro en formas parecidas a las aletas para fijarlas al cuerpo. Un niño de 4 años usó los dedos para formar mellas en el cuerpo de pasta para representar escamas. Los peces completados tenían dos aletas y una cola hechas de papel, bigotes (como los de un bagre) elaborados con hilo de tejer, una tira de papel fijada con pegamento como boca, y un ojo postizo.Figura 1 Figura 1. Una niña forma el cuerpo de un pez con pasta de moldear.

Otro día reunimos a varios niños para hacer bosquejos de peces según sus memorias. Los niños usaron rotuladores para dibujar peces sin mirar un modelo. Todos los niños hicieron varios bosquejos y agregaron más detalles en cada intento. Varios niños bosquejaron más de un pez en cada hoja de papel. Otro grupo de niños se reunió para observar y bosquejar un pez rojo vivo (Figura 2). Durante sus observaciones contaron una aleta en la parte superior, cuatro en la parte inferior y dos aletas en la cola.

Figura 2 Figura 2. Niños dibujan un pez vivo que observan.

Poco después, los niños dictaron una red de ideas, basándose en su conocimiento anterior sobre los peces:dictaron una red de ideasMientras los niños continuaban sus conversaciones y representaciones, quedó claro que les interesaban mucho las características físicas de los peces. A los maestros nos asombraba la información que ya era parte del conocimiento previo de los niños, e hicimos la predicción que el proyecto seguiría avanzando hacia más descubrimientos sobre las características físicas de los peces.

Durante la reunión matutina, los niños generaron una lista de preguntas para la investigación. Una vez que las ideas empezaron a fluir, el grupo generó 27 preguntas que deseaban contestar durante el proyecto. Algunas preguntas eran muy específicas, mientras que otras eran más generales.

  • ¿Por qué tienen huesos?
  • ¿Tienen sangre?
  • ¿Nadan los peces todo el tiempo?
  • ¿Por qué tienen dos ojos?
  • ¿Comen sangre?
  • ¿Por qué tienen una boca?
  • ¿Pueden trepar?
  • ¿Cómo duermen los peces?
  • ¿Por qué pesca la gente?
  • ¿Por qué se come pescado?
  • ¿Por qué no tienen manos los peces?
  • ¿Juegan los peces?

Como los maestros habíamos pronosticado, muchas de las preguntas tenían que ver con las características físicas y los hábitos de los peces. En nuestra clase, cada pregunta es contestada por el grupo de niños que decide participar en la investigación durante algún día en particular. Las maneras posibles de hallar las respuestas son tratadas cabalmente por el grupo pequeño. Por ejemplo, los niños hablan sobre experimentos posibles u otros modos de investigar las respuestas a sus preguntas. Típicamente, el maestro o maestra pregunta a los niños: ¨ ¿Cómo podemos hallar la respuesta a la pregunta? ¨ o ¨ ¿Qué podemos hacer para hallar la respuesta a la pregunta? ¨ Los niños planean y llevan a cabo toda la investigación. Los maestros están presentes para dar apoyo y proporcionar materiales para la investigación y los experimentos.

Fase 2. El desarrollo del proyecto

Muchas de las investigaciones del Proyecto de Peces se realizaron con exploración directa y experimentos con los peces reales de nuestro salón de clases.

Investigación de la pregunta: ¿Cómo nadan los peces?

¿Cómo nadan los peces? El maestro y una niña se propusieron hallar la respuesta a esta pregunta. La niña pensaba que debíamos buscar la respuesta en uno de nuestros libros grandes de investigación (Figura 3).

Figura 3 Figura 3. Una niña investiga con libros.

La niña halló una enciclopedia con una foto de una estrella de mar en el lomo y pensó que podríamos hallar la respuesta en la misma. Al buscar en el índice al final del libro, hallamos las páginas con información sobre peces. Juntos leímos la información y hallamos muchos datos interesantes. Descubrimos que los peces tienen una vejiga natatoria que, cuando se llena de gas, los ayuda a subir o bajar en el agua. Pero no hallamos ninguna otra información sobre cómo nadan los peces. Varios otros niños se unieron al grupo cuando decidimos examinar a los peces que nadaban en nuestro acuario. Los niños pudieron ver enseguida cómo nadaban, y sacaron varias conclusiones:

Mediante nuestra investigación, también descubrimos más sobre la vejiga natatoria. Funciona como un globo; cuando está llena de gas, el pez puede flotar hacia arriba en el agua. Cuando se suelta el gas, el pez puede flotar hacia abajo. Al regular el gas dentro de la vejiga, el pez puede mantener un nivel constante en el agua. Decidimos hacer algunos experimentos por cuenta propia. Los niños hallaron algunos de nuestros peces de juguete, y yo proporcioné globos. Llenamos un globo de aire y lo fijamos a un pez. Luego sumergimos el pez y lo soltamos para ver qué pasaría. El pez y la vejiga salieron del agua muy pronto. Luego hicimos el mismo experimento con un globo vacío como “vejiga natatoria”. El pez volvió a subir flotando hacia la superficie, pero no tan rápidamente. Ya que los peces de juguete estaban hechos de plástico, que flota, decidimos probar con algo que no flotara. Colocamos una vejiga natatoria dentro de una gran jarra de vidrio y, sin tapar la jarra, lo sumergimos de modo que el agua entrara a la jarra. La jarra normalmente habría quedado sumergida al llenarse de agua, pero con la vejiga natatoria adentro, también subió flotando a la superficie. Hallamos que ¡las vejigas natatorias sí funcionan!

Investigación de la pregunta: ¿Por qué pesca la gente?

Otra pregunta de investigación de los niños era: ¿Por qué pesca la gente? Invitamos al esposo de una de las maestras a visitar la clase para mostrarnos todo el equipo que usa para pescar en hielo y contestar las preguntas de los niños sobre el pescar. Los niños estaban muy ansiosos por ver el equipo de pescar y tenían muchas preguntas. Cierto niño preguntó: ¨ ¿Se necesitan zapatos especiales para caminar sobre el hielo? ¨ El visitante mostró a los niños sus raquetas (Figura 4). Les explicó que los zapatos grandes se abrochan exactamente como un par de sandalias para ayudarlo a caminar encima de la nieve profunda. Al fondo de las raquetas había tres filas de ganchos agudos que se agarraban del hielo y la nieve para protegerlo de deslizarse y caerse.

Figura 4 Figura 4. Raquetas.

Otro niño quería saber: ¨ ¿Cómo se arma la tienda de campaña sobre el hielo? ¨ El pescador explicó que la tienda tiene un cordón adjunto que le permite tirarlo hacia el hielo y la nieve, exactamente como un trineo. La tienda se despliega y puede estirarse hasta su altura máxima. Una vez que los lados están extendidos, puede meter los polos centrales para hacerla más alta (Figura 5). En el piso de la tienda hay dos huecos que se abren para que él pueda taladrar el hielo y abrir huecos.

Figura 5 Figura 5. Se levanta la tienda de campaña.

Uno de los niños preguntó: ¨ ¿Patina usted sobre el hielo para hacer el hueco? ¨ El pescador explicó que usa una herramienta que se llama auger (taladro; Figura 6), que tiene una punta afilada en el extremo inferior. Cuando sostiene el asa y rota la herramienta, esta taladra un hueco en el hielo. El hielo extra se empuja hacia arriba y cae al lado del hueco. Una vez que se termina de hacer el hueco, se usa una cuchara grande para sacar cualquier trozo de hielo que haya quedado.

Figura 6 Figura 6. El taladro de hielo.

Varios niños preguntaron: ¨ ¿Cómo se sacan los peces cuando el polo está en el agua? ¨ El perito les explicó que el polo de pescar es muy pequeño, de modo que cabe dentro de la tienda. En el extremo del hilo de pescar se halla un anzuelo chiquito y un flotador que flota en la superficie del agua. Se fija una larva blanca en el anzuelo y se lo deja caer por el hueco hacia el agua. Las larvas blancas son larvas de polillas que tienen el tamaño perfecto para el anzuelo chiquito. Los niños se apiñaron para ver y tocar las larvas vivas (Figura 7).

Figura 7 Figura 7. Niños examinan larvas de polillas.

Los niños pudieron explorar el equipo de pescar en hielo del pescador. Nuestro perito visitante hasta trajo algunos de los peces que había pescado recientemente. Los niños examinaron con entusiasmo los peces, pescados localmente del Lago Argyle.

Averiguar si los peces comen carne

¿Comen carne los peces? Un grupo pequeño de niños se reunió para contestar esta pregunta. Al principio los niños querían hacer una encuesta (esa parece ser una de sus actividades más preferidas), pero después de algunas conversaciones con el grupo, decidieron que una encuesta no daría una respuesta acertada; simplemente nos diría lo que otras personas conjeturaban, pero no nos diría si los peces realmente comen carne. Después de alguna discusión, uno de los niños de 3 años sugirió hacer un experimento con nuestros peces. Pero ¿cómo podrían hacer eso? Otro niño exclamó: ¨ ¡Podríamos darles alguna carne de comer a los peces! ¨ (Nota: los maestros sabíamos que los peces de la clase, que eran peces rojos, sí podían comer carne ya que su comida usual incluía camarones y pescado molidos. Si los peces de la clase hubieran sido herbívoros, los maestros habríamos pedido que los niños contestaran a su pregunta de otra manera). Buscamos alguna carne que podía machacarse en trozos muy finos, ya que nuestros peces tienen las bocas muy chiquitas. Hallamos en el refrigerador algunas tajadas muy finas de carne de pavo. Después de romper cuidadosamente la carne en trozos diminutos, echamos algunos en la pecera. Los peces nadaron inmediatamente hacia la carne y se la comieron pronto. Así que los peces, al menos los nuestros, ¡sí comen carne! (Nota: es esencial hacer alguna investigación por cuenta propia o con los niños antes de echar cualquier comida extraña a la pecera. Si los peces no hubieran comido la carne, los maestros la hubiéramos sacado enseguida. La carne no consumida podría pudrir y hacer daño al ambiente del acuario).

Investigación de por qué los peces tienen piel diferente y colores diferentes

¿Por qué tienen diversos tipos de peces piel diferente y colores diferentes? Para contestar esta pregunta, comenzamos con la piel. Algunos niños pensaban que los peces tienen tipos diferentes de piel para poder nadar mejor. Para empezar, conversamos sobre la diferencia entre la piel rugosa y la piel lisa. Los niños palparon su propia piel, y era lisa. Las suelas de nuestros zapatos eran rugosas. Yo planteé la pregunta, ¿qué tipo de piel haría más fácil el nadar? Cierta niña pensaba que la piel rugosa sería mejor; los demás niños del grupo pequeño pensaron que los peces podían nadar más fácilmente si tenían la piel lisa.

Comencé una conversación con el grupo sobre por qué no todos los peces tienen el mismo color. ¨ Tienen colores diferentes porque hay tipos diferentes de peces ¨, declaró una niña. Los demás niños estuvieron de acuerdo, pero ¿podría esa ser la única razón por la que hay diferentes colores? Empezamos a compartir otras ideas. Cierta niña mencionó que los camaleones cambian de colores cuando trepan sobre algo. Le pregunté: ¨ ¿Por qué hacen eso? ¨ Ella lo pensó durante algunos minutos; parecía que sabía por qué cambian de colores pero no podía articular inmediatamente una respuesta. Finalmente exclamó: ¨ ¡Se vuelven de diferentes colores para poder esconderse! ¨ Los niños pensaron inmediatamente que los peces podrían tener colores diferentes para esconderse, para que las gaviotas u otros peces no los vieran y se los comieran. Esta misma niña tuvo una idea sobre un experimento. Podríamos poner algunos de nuestros peces pequeños de plástico en agua teñida del mismo color para descubrir si era difícil verlos. ¡El experimento resultó! El pez de juguete fue muy difícil de ver cuando estuvo en el recipiente de agua teñida del mismo color (Figura 8).Figura 8 Figura 8. Niños intentan hallar un pez verde en agua verde.

Los peces de plástico que no eran del mismo color que el agua eran mucho más visibles que aquellos cuyo color era igual que el agua; por lo tanto, los peces de colores distintos habrían sido más vulnerables a un ataque. Los niños concluyeron que los peces más probablemente tienen colores diferentes para poder esconderse en su medio ambiente.

Investigación de si los peces trepan

¿Trepan los peces? Los niños que determinaron la respuesta a esta pregunta ya sabían que los peces no podían trepar. Dijeron que, a diferencia de las ranas que tienen pies pegajosos, los peces no tienen patas para trepar, y sus aletas no los ayudan a trepar. Para estar seguros, los niños decidieron poner a prueba uno de nuestros peces rojos. Primero necesitaban algo que se pudiera usar para trepar. Hallaron una escalera pequeña de plástico que se guardaba con los bloques Lego. Fijamos la escalera al fondo de nuestra jarra pequeña de observación y la llenamos de agua del acuario. Luego pescamos un pez del acuario y lo colocamos cuidadosamente en la jarra. Las observaciones parecieron confirmar las suposiciones anteriores de los niños: los peces no trepan (Figura 9), ya que usan la vejiga natatoria para subir y bajar en el agua.

Figura 9 Figura 9. Experimento para averiguar si los peces trepan escaleras.

Varias preguntas de los niños no podían contestarse con la exploración directa. Los niños descubrieron las respuestas a estas preguntas haciendo investigación con la computadora. Por ejemplo, cierto niño que viene de las Filipinas preguntó: ¨ ¿Qué tipos de peces viven cerca de las Filipinas? ¨ Hallamos muchos peces diferentes que viven en las aguas tropicales cerca de las islas Filipinas. Muchos son peces mariposa y peces ángel. Para contestar la pregunta: ¨ ¿Por qué tienen los peces dos ojos? ¨, hallamos que tener dos ojos permite que los peces comparen luz que viene de dos fuentes distintas. Así pueden acercarse y alejarse acertadamente de las fuentes de luz. Para contestar la pregunta: ¨ ¿Hay peces reina? ¨ hallamos que sí hay peces llamados corvineta reina (queen fish en inglés) y que viven fuera de la costa de Baja California. Durante el resto del proyecto, la mayoría de las demás preguntas se contestaron con la investigación directa.

Durante la investigación, los niños siguieron dibujando peces de memoria con una de los maestros, y algunos de los niños usaron arcilla polimérica para crear peces tridimensionales.

Planeamiento de una tienda de peces mascotas

Varios niños mencionaron que habían visto peces en la tienda de mascotas. Los niños empezaron a conversar sobre diversos aspectos de las tiendas de mascotas que habían visitado. Cuando pregunté cómo podrían incorporar este conocimiento a nuestro proyecto, los niños decidieron crear una Tienda de Peces Mascotas. Varios niños se reunieron para compilar una lista de materiales necesarios para completar la tienda:

  • Castillo de juguete para peceras
  • Buque naufragado para peceras
  • Estanterías
  • Dinero
  • Insectos para peces
  • Batas para trabajadores
  • Peces
  • Piedras
  • Una mesa
  • Caja registradora
  • Libros sobre peces
  • Un letrero
  • Carrito de supermercado

Cierta tarde, los niños consultaron la lista de materiales necesarios para la Tienda de Peces Mascotas. Junto con los adultos, los niños recogieron todos los objetos que no tendríamos que elaborar nosotros mismos.

Construcción de la Tienda de Peces Mascotas

Después de que los niños y maestros terminaron de recolectar materiales para la tienda de mascotas, llegó el momento de empezar la construcción (Figura 10). Según mi sugerencia, los niños hablaron entre sí sobre lo que tendría que quitarse del área de juego dramático para hacer espacio para los objetos de la tienda de peces mascotas. Todos los materiales recolectados para la tienda se colocaron en las estanterías o los armarios. Cuando se finalizó la Tienda de Peces Mascotas, los niños se pusieron a explorar y hacer compras en la tienda nueva. La tienda quedó abierta en el salón de clases durante el resto de la investigación, aproximadamente 3 semanas.

Figura 10 Figura 10. Una niña hace un letrero para la Tienda de Peces Mascotas.

Fase 3. La conclusión del proyecto

Para concluir esta investigación de peces, los niños decidieron diseñar y construir un gran modelo tridimensional de un pez para comunicar lo que habían aprendido sobre los peces. Utilizaron las habilidades de observar y dibujar que habían aprendido durante nuestra investigación. Los niños desarrollaron un plan haciendo una lista de todas las partes del cuerpo requeridas para completar el modelo: un cuerpo ovalado, una cola, dos ojos, una boca, un hocico puntiagudo, una vejiga natatoria, un corazón, un cerebro, siete aletas, dos branquias, dientes, una lengua, huesos, piel, músculos, sangre y escamas. Decidieron que una vez que la construcción se hubiera completado, agregarían colores, rayas y lunares.

Comienzo de la construcción del modelo

Durante la reunión matutina, los niños y los maestros comenzaron a hablar sobre cómo empezar a construir el modelo de pez. Varios niños recordaron que los huesos eran la parte más fuerte del pez. Esta realización motivó a los niños a empezar por los huesos, así que un grupo pequeño de niños decidió emprender este paso. Inmediatamente, un niño sugirió que utilizaran los tubos blancos (tubos grandes de PVC) que estaban en el arenero. Después de inspeccionar el PVC, los niños decidieron que esos tubos serían demasiado grandes; pero algunos tubos más pequeños se guardaban en el armario del corredor. Con un poco de investigación, los niños hallaron que estos tubos serían perfectos para hacer los huesos. Para averiguar cómo se veían los huesos de peces, cierto niño sugirió buscar esta información con la computadora. Hallamos una foto que nos sirvió muy bien de guía.

El plan de la construcción del pez comenzaba con las partes internas de la escultura:

Construcción del esqueleto

Los niños ya habían decidido construir el esqueleto con tubos de PVC. Revisamos la foto de un esqueleto real y decidimos empezar por la columna. Hallamos tres trozos de tubo y los conectamos con conectores derechos. Arreglamos tubos para corresponder con los huesos pequeños que se extienden desde la columna hacia arriba y hacia abajo. Un niño de 4 años sugirió que los fijáramos con cinta. Los niños ayudaron a recortar la cinta adhesiva antes de que se la colocara en el esqueleto (Figura 11).Figura 11 Figura 11. Niños y el maestro cortan cinta para armar firmemente el esqueleto.

Varios niños exclamaron: ¨ ¡La cinta se ve como sangre! ¨ Una vez que completamos la columna, trabajamos para hacer el cráneo y los huesos de la cola. Los niños y maestros buscamos en el armario para hallar algo que nos inspirara, y encontramos una botella para leche que nos parecía perfecta para hacer el cráneo. Después de algunos debates, nos dimos cuenta que podríamos hacer un hueco en el fondo de la botella y deslizarla sobre la columna. Luego se podría fijar con cinta. También hicimos huecos para representar las cuencas de los ojos. Hallamos algunos filtros grandes para café que se veían como la cola de un pez. Uno de los niños sugirió que cortáramos el filtro en la forma de una cola, pero al doblarlo vimos que ya se veía como una cola. Fijamos la cola a la columna con cinta.

Creación de sangre y venas

Un grupo grande de niños se reunió para idear una manera de meter sangre y venas a nuestro modelo del pez. Les gustaba la idea de representar la sangre con cinta, pero ¿cómo podríamos hacer venas? Examinamos las venas de nuestros propios brazos y descubrimos que eran como líneas largas y delgadas. Un niño sugirió que usáramos hilo para hacer las venas. Buscamos en el armario y hallamos lana del mismo color que la cinta. Después de alguna conversación, los niños decidieron que deberíamos atar la lana a los huesos y usarla para envolver el esqueleto entero. Los niños se turnaron entretejiendo la lana por el esqueleto (Figura 12). La sangre y las venas terminadas cubrían la mayoría del esqueleto.

Figura 12 Figura 12. Niños entretejen las venas por los huesos.

Construcción de la musculatura del pez

Cada día los niños tienen la opción de trabajar en el proyecto o escoger otra actividad en el aula. Un grupo de niños se reunió para agregar músculos a nuestro modelo del pez. Se había mencionado entre los niños que la arcilla serviría bien para hacer los músculos, pero yo pregunté en voz alta: ¨ ¿Cómo se ven los músculos de los peces? ¨ Una vez más alguien sugirió que buscáramos la respuesta con la computadora. Hallamos un diagrama que exponía los músculos de un salmón. Podíamos ver que los músculos estaban arreglados en capas y que tenían un color anaranjado. Los músculos cubrían los huesos, así que podíamos usar arcilla polimérica para cubrir los huesos de nuestro modelo. Los niños calentaron la arcilla con las manos para hacerla maleable y luego la fijaron a los huesos (Figura 13). Los niños moldearon la arcilla con cuidado sobre los huesos. Aplicaron los músculos de modo que todos estuvieran conectados, para que parecieran estar arreglados en capas. Cuando terminaron, el esqueleto entero estaba cubierto de músculos de muchos colores.Figura 13 Figura 13. Niños colocan músculos de arcilla sobre los huesos.

¡Trabajo cerebral!

Un grupo de niños se reunió voluntariamente para hacer un cerebro para la escultura del pez. Tenían varias ideas sobre los materiales a usar. Cierto niño sugirió usar una esponja ya que tenía huecos, lo que correspondía con su idea de la apariencia de un cerebro. Otro niño sugirió usar papel. Otro pensaba que la pasta para moldear perforada con huecos serviría bien. Varios niños pensaban que el cerebro de un pez real era redondo, otros pensaban que era angosto y un niño describió una línea pequeña que atravesaba el centro del cerebro para crear dos mitades. Hallamos en Internet una imagen del cerebro de un pez. El cerebro era angosto, como había sugerido cierto niño, pero también tenía varias secciones redondas. El grupo decidió que la arcilla polimérica serviría mejor para representar el cerebro, ya que podíamos usar colores que correspondían a los de la lámina. Uno de los niños pensó que sería buena idea bosquejar el cerebro antes de intentar usar la arcilla (Figura 14).

Figura 14 Figura 14. Niños hacen bosquejos del cerebro.

Una vez que completaron los bosquejos, los niños escogieron secciones del cerebro que querían formar. Moldearon las varias secciones del cerebro de modo que estas pudieran conectarse para formar el cerebro completo del pez (Figura 15).

Figura 15 Figura 15. Representación del cerebro del pez.

Yo inserté cuidadosamente el cerebro en el cráneo y lo fijé a un extremo de la columna. Los niños se turnaron atisbando por el cráneo a través de las cuencas de los ojos para ver el cerebro en su lugar apropiado.

Dibujos del corazón de un pez

Encontramos un diagrama de los órganos internos de un pez, y varios niños decidieron bosquejar el corazón para nuestro modelo. Cuando terminaron los dibujos, los niños votaron para escoger el dibujo que se asemejaba más al corazón real (Figura 16). Cuando se hubo escogido un dibujo, se lo recortó y fijó al modelo con cinta transparente. Las arterias que salían del corazón se fijaron a las venas existentes, elaboradas con lana.

Figura 16 Figura 16. El corazón escogido para el modelo del pez.

Construcción de los dientes y la lengua del pez

Los niños examinaron el interior de la boca de un pez real para determinar cómo elaborar dientes para nuestro modelo. Observaron que los dientes eran diminutos y agudos. Los niños hablaron sobre toda faceta del tema y decidieron que debíamos elaborar los dientes con madera. Decidieron buscar trozos de madera que tuvieran puntas agudas y fueran lo suficientemente pequeños como para caber por la apertura de la boca del modelo. Juntos buscamos objetos aceptables de madera. El armario no contenía nada que fuera lo suficientemente pequeño, pero nuestra búsqueda en la cocina reveló algo que les pareció perfecto a los niños: ¡palitos para dientes! Quebramos los palitos en trozos más cortos. Los niños pusieron a prueba cada trozo para ver si cabía en la boca (Figura 17). Después de meter a la boca una lengua de arcilla polimérica, los niños fijaron los dientes usando una tira delgada de cinta adhesiva. Pegaron cuidadosamente los dientes a la cinta para que pudieran meter la tira doblada en la cavidad oral.Figura 17 Figura 17. Niños miden los dientes para caber en la boca.

Instalación de la vejiga natatoria

De sus experimentos anteriores, los niños ya sabían que una vejiga natatoria se llena de gas para ayudar al pez a flotar en el agua; razonaron que un globo era el mejor modo de representar la vejiga en nuestro modelo. Hallamos un globo y lo inflamos al tamaño apropiado. La vejiga natatoria está ubicada en el centro de un pez, justo encima del corazón. Usamos hilo para fijar la vejiga al esqueleto y los músculos (Figura 18). La lana representaba más venas para portar sangre. Figura 18 Figura 18. La vejiga natatoria estaba fijada con venas.

Construcción del cuerpo externo

Los niños tenían varias ideas sobre un material fuerte para crear el cuerpo externo del modelo del pez, pero no pudieron escoger uno solo que fuera el más apto. Al buscar en el armario del corredor, hallamos un rollo de malla de alambre que podríamos desenrollar y usar para hacer el cuerpo. Los niños ayudaron a desenrollar la malla para que el esqueleto del pez pudiera colocarse en el centro. Pusimos la malla alrededor del esqueleto para formar un cuerpo ovalado. Un fuerte cuerpo exterior ya protegía el esqueleto y los órganos internos.

Adición de piel al pez

Un grupo de niños se reunió para hacer una lluvia de ideas sobre cómo hacer la piel del pez. Sabían que el cuerpo construido de malla de alambre tenía demasiados huecos para ser la piel, así que necesitarían otro material para cubrir el armazón del cuerpo. Algunos niños pensaban que el cartón serviría bien; cierto niño sugirió usar pasta para moldear para cubrir el alambre. Miramos y palpamos la piel de un pez real y los niños descubrieron que la piel es un poco brillosa y un poco rugosa, y que las escamas tenían diferentes formas geométricas. Hallamos un rollo de envoltorio de burbujas que a los niños les pareció un material apto para representar la piel ya que era un poco brilloso y las burbujas lo hacían un poco rugoso. Las burbujas también tenían formas geométricas parecidas a algunas de las escamas reales. Los niños ayudaron a cubrir el cuerpo del pez con el envoltorio de burbujas desenrollando el material de plástico alrededor del armazón. Una cinta adhesiva transparente fijó la piel al cuerpo del pez. El modelo del pez ya estaba completamente cubierto con piel escamosa de burbujas (Figura 19). Figura 19 Figura 19. El pez ya tenía piel.

Junto con todo el grupo, los niños conversaron sobre cómo hacer aletas para el modelo del pez. Uno de los niños exclamó inmediatamente: ¨ ¡Podríamos usar papel y dibujar las aletas (Figura 20) y luego fijarlas con cinta al cuerpo del pez! ¨

Figura 20 Figura 20. Niños dibujan las aletas.

Después de que se dibujaron las aletas, los niños usaron tijeras para recortarlas por los bordes. Las aletas luego se fijaron con pegamento a trozos de cartón para hacerlas más fuertes. Los niños fijaron las aletas al cuerpo con cinta transparente.

Se explica el modelo

Durante la reunión matutina, los niños crearon una lista de datos sobre los peces para exhibir junto al modelo:

Mientras varios niños trabajaban para terminar el modelo del pez, cierto niño trabajó para diseñar y bosquejar un diagrama que señalaba las partes de un pez (Figura 21).

Figura 21 Figura 21. Diagrama del modelo.

Los niños exploraron muchos materiales diferentes antes de diseñar los ojos, una boca, un hocico puntiagudo, ranuras para las branquias y escamas. Muchos niños colaboraron para recortar escamas de papel de plástico coloreado, papel tisú y papel de aluminio. Fijaron las escamas al cuerpo con cinta transparente. Uno de los niños diseñó un hocico puntiagudo, una boca y ranuras para las branquias usando limpia-pipas. Otro niño examinó un pez real para ver cómo diseñar los ojos. Luego usó papel y un marcador para hacer los ojos.

El modelo terminado (Figura 22), junto con información basada en datos, se mantuvo exhibido en el aula. Los niños usaron su conocimiento nuevo sobre los peces para explicar el modelo a cualquiera y a todos los que entraran al aula.

Figura 22 Figura 22. El pez terminado.

Reflexión del maestro

La capacidad de los niños de idear experimentos para contestar sus preguntas se halló entre las facetas más asombrosas de este proyecto. Desde el principio, los niños pudieron analizar la información que recogieron y aplicar esta información a una situación de la vida real para luego ganar más conocimiento. A medida que el proyecto progresaba, era interesante ver cuáles niños participaban. Al principio un grupo central de algunos pocos niños se reunía para contestar todas las preguntas pero para el final, casi todos los niños participaron en la actividad culminante. Todos los niños pudieron explicar el modelo del pez a sus padres, lo que nos emocionó particularmente a los maestros.

El tema del proyecto, escogido con una votación, resultó ser una buena elección para este grupo de niños. Como los maestros esperábamos, sí se enfocaron en los aspectos físicos de los peces. Sin embargo, los detalles y la atención que prestaron a la actividad culminante final excedieron mucho las expectativas de los maestros. Los niños se enfocaron intensamente en la construcción del pez y se empeñaron en representar su conocimiento acertadamente para beneficiar a otras personas.

Yo no creo que haría nada diferente si volviera a hacer el mismo proyecto, pero sí sé que otro grupo de niños podría llevar al proyecto por un rumbo totalmente nuevo, y que probablemente lo haría. Es por esto que, como maestro, ¡me emociona tanto el Método de Proyectos!

Volver a la página principal de Proyectos.
inicio