View site in English
Compartir
Proyectos de PIP
El proyecto de caballos
Darby Harden y Tasha Verdeyen
Proto-Tykes Childcare Center
Sullivan (Illinois)

Mire los pensamientos de Lilian Katz sobre el Proyecto de caballos

Información de fondo

Proto-Tykes Childcare Center (Centro Proto-Tykes de Cuidado Infantil) ofrece programas educativos de día completo y de alta calidad para bebés y niños de 6 semanas a 3 años de edad, y niños preescolares de entre 3 y 5 años, en clases de múltiples edades. El centro fue fundado en 1989 por una compañía local para ofrecer a sus empleados cuidado infantil en el sitio. Con aumentos en el número de niños matriculados, el centro también empezó en 1992 a servir a los niños y familias de otra compañía local. Diez niños de 3 años participaron en este proyecto, que duró casi 2 meses.

Fase 1. El inicio del proyecto

Durante nuestras observaciones de la clase, notamos que a dos niños, Joseph y Emma, los caballos les interesaban mucho. Los dos conversaban a menudo sobre los caballos, y en el área de juego dramático exploraban papeles diferentes relacionados al tema. Cuando tuvimos la oportunidad de visitar una granja local en marzo de 2007, los niños se sintieron decepcionados al ver que no había caballos allí. Después de esta experiencia, seguimos observando y documentando los intereses de los niños durante 2 semanas más antes de determinar que los caballos serían un tema digno de estudiar.

Después de que las maestras completamos una red preliminar de planeamiento, avanzamos al traer materiales nuevos al aula, como equipo del cuidado de caballos y libros sobre temas ecuestres de la biblioteca local. Al explorar libremente estos materiales nuevos a lo largo del día, los niños aumentaron su conocimiento sobre los caballos. También aumentaron el vocabulario aprendiendo palabras nuevas que estimulaban pensamientos y conversaciones más complejos.

Figure 1

Figura 1. Alex y Braden exploraron la silla de montar después de que se la trajo al aula. Insistieron en tomar la cincha y envolverse con ella alrededor de las cinturas para usarla como cinturón de seguridad.

Cuando creamos la red de temas con los niños, sentían curiosidad sobre dónde vivían los caballos, qué comían y otras diversas características. Ayudamos a los niños a hallar respuestas a estas preguntas en libros de la biblioteca.

Figura 2. Creamos una red de temas con los niños.

Una de las preguntas que los niños querían investigar era: “¿Qué comen los caballos?” Cuando empezamos a hablar sobre si los caballos comen hierba, decidimos cultivar alguna hierba por cuenta propia. Incorporamos hierba a nuestra mesa sensorial y empezamos a cultivarla en recipientes de cristal transparente.

Los niños no podían ver el heno de alfalfa hasta nuestra visita programada al sitio. También querían más información sobre el equipo usado con caballos. Se trajo una silla de montar y se la arregló en el área de juego dramático. Colocamos en todas partes del aula varios peines y cepillos, cobijas para sillas y fotografías de varias razas de caballo y dispusimos materiales junto al caballete de pintor.

Ya que este fue nuestro segundo proyecto, teníamos expectativas mayores sobre lo que se lograría en comparación con el primero. Teníamos más experiencia, habíamos realizado más investigación y sabíamos que queríamos desarrollar este proyecto más que el primero. Durante esta experiencia, queríamos que los niños investigaran el tema más a fondo y usaran más iniciativa en vez de ser guiados totalmente por las maestras. Queríamos que los niños hicieran más preguntas y que empezaran a investigar verdaderamente para hallar respuestas a dichas preguntas. Una de nuestras metas para la clase es estimular más participación de los padres de familia, y sin duda se alcanzó esta meta con este proyecto.

Fase 2. El desarrollo del proyecto

Durante la segunda fase del proyecto, los niños usaron algún tiempo para investigar lo que comían los caballos, el equipo necesario, cuántas veces al día comían, varias razas de caballos, varios trabajos relacionados a caballos y varias maneras en que los caballos se mueven. Visitamos dos granjas locales donde los niños pudieron acercarse a los caballos. Les dieron de comer y los cepillaron, exploraron establos y un remolque para caballos, y en la última granja montaron brevemente uno de los caballos.

Figure 3

Figura 3. Grant montó a Lady en la granja de Marsha Harshman (el sitio de nuestra visita de investigación).

Después de la visita de investigación, los niños parecían más confiados que antes de la visita. Ya podían nombrar varias razas de caballo, y su vocabulario había crecido enormemente. El libro que les resultó más útil fue The Ultimate Encyclopedia of Horse Breeds and Horse Care (Enciclopedia esencial de razas de caballo y del cuidado de caballos). La clase pasó mucho tiempo simplemente hojeando el libro y mirando todas las láminas. Los niños pudieron hallar en este libro la mayoría de las respuestas a sus preguntas. También nos sirvió de recurso Linda Elder, cuya granja visitamos como un sitio de investigación. Ella pudo contestar muchas de las preguntas de los niños. Yo (Darby) también me crié con caballos, así que podía seguir trayendo al aula varios tipos de equipo.

Como mencioné antes, la participación de los padres de familia es una meta continua de nuestra clase. Siempre buscamos maneras de incorporar a los padres de familia a nuestros proyectos. Un padre se ofreció de voluntario para asistir al sitio de investigación con nosotros, y otra madre imprimió fotos de caballos del Internet para que las exploráramos. También varios padres de familia venían al aula diariamente y contaban cosas sobre las que sus hijos habían hablado con ellos en casa, pero no fue sino hasta el final del proyecto que pudimos conseguir que los padres de familia participaran plenamente.

Los niños representaban lo que aprendían de muchas maneras diferentes en cada etapa del proyecto. Usaron barro para hacer esculturas de caballos, hicieron dibujos de observación a base de fotos de caballos, y dibujaron establos. Pasaron tiempo al aire libre construyendo potreros y establos con bloques grandes. Teníamos la silla de montar arreglada en el área de juego dramático con botas de vaqueros y otro equipo. Los niños usaron herraduras reales para hacer impresiones con barro y con pintura.

Una faceta singular de este proyecto emergió del interés de los niños en el ronzal que los caballos llevan en la cabeza. Los niños tenían problemas para entender cómo se usaba, así que pedimos a varias personas sugerencias sobre una manera de crear una cabeza de caballo que tuviera el tamaño suficiente para el ronzal. Una maestra de nuestro centro conocía a un señor que tenía la habilidad de crear estructuras de cartón. Él acordó crear la escultura y nos dio instrucciones sobre el uso del papel cartón. Las reacciones de los niños manifestaron su entusiasmo intenso cuando la cabeza de caballo llegó al aula. Hacían de cuenta que le daban de comer y la cepillaban. Explicamos que a nosotros nos tocaba acabar el proyecto y hacer que el caballo se viera como un caballo real. Todos los niños ayudaron a romper tiras de papel y las fijaron al caballo con pegamento. Antes de acabar el caballo, hablamos sobre el color que los niños querían que tuviera, y decidieron pintarlo de marrón oscuro. También querían pintar en la frente del caballo una estrella blanca (término que aprendieron mediante este proyecto). Su preocupación principal era asegurarse que el ronzal le quedara bien al caballo. Una maestra de nuestro centro se ofreció de voluntaria para pintar los ojos. Cuando la pintura había secado, Joseph preguntó si podíamos poner el ronzal al caballo.

Figure 4

Figura 4. Los niños colaboraron para pintar una escultura de papel cartón de la cabeza de un caballo.

Volver al inicio de la página

Fase 3. Conclusión del proyecto

Cuando ya se acercaba el final del proyecto, invitamos a las familias a venir al aula una noche para un evento de descubrimiento. Como proyecto de la noche, cada familia participante podía construir un caballo con barro. Fue muy agradable escuchar la charla y las risas de las familias, y fue obvio que los niños gozaban de trabajar con sus familiares en el aula. Cuando los caballos estaban finalizados, se exhibieron en nuestra estantería donde los niños podían mirarlos cada día. Todavía ahí están como parte del historial de nuestras clases.

Figure 5

Figura 5. Joseph y su padre, Tim, miraban un caballo modelo para hallar ideas mientras esculpían su propio caballo para nuestra colección.

Figure 6

Figura 6. Durante nuestra noche de las familias, Joseph y su madre, Kathryn, trabajaban con barro para crear su propia escultura de un caballo.

Durante este proyecto se fortaleció la capacidad de los niños de recoger, describir y registrar información. También mejoraron en la habilidad de hacer preguntas y buscar respuestas. Pudimos ver el crecimiento de su confianza por las diversas maneras en que usaban el equipo y los materiales proporcionados en el área de juego dramático. Podían ayudarse unos a otros y reunirse con la clase para debatir las ideas.

Volver al inicio de la página

Reflexiones de la maestra. Darby Harden

El Proyecto de caballos resultó una experiencia muy valiosa de aprendizaje para mí. El proyecto dio lugar a muchas experiencias singulares para los niños y las maestras en nuestra clase. Cada día trajo algo nuevo. Una de las facetas más importantes de este proyecto fue que nació del interés de solamente dos de los niños. Si no hubiera sido por el amor que sentían por los caballos, los demás niños tal vez no habrían tenido la experiencia de investigación directa en este estudio profundizado. Fue un placer entrar al aula cada mañana y escuchar los vocablos recién descubiertos de los niños. Fue asombroso mirar la transformación a medida que sus estructuras y su juego dramático llegaban a ser más complejos. Los niños me dejaron más asombrada que nunca con las ideas que eran capaces de incorporar a sus juegos.

El entero Proyecto de caballos me resultó significativo en muchos niveles. Yo me crié con caballos y siempre me han intrigado sus capacidades y su belleza. Me parecía muy fácil estar sintonizada con el proyecto ya que el tema siempre me ha inspirado pasión. Podía usar mis conocimientos e intereses con los niños ya que yo misma, cuando era niña muy pequeña, empecé a querer a los caballos. Otra faceta especial del proyecto fue la tarde que pasamos en el aula con las familias. Antes de este proyecto, luchamos por encontrar maneras de estimular a los padres de familia a participar con la clase. Este verdaderamente fue un momento decisivo para nuestra clase. Después de este evento, yo creo que los padres y las familias se dieron cuenta de lo mucho que se agradece su presencia. Y el entusiasmo expresado en las caras de los niños era verdaderamente asombroso. ¡Sin duda, esto es algo que planeamos hacer otra vez!

Al volver a reflexionar sobre el proyecto 7 meses más tarde, cuando los niños todavía juegan con caballos y mencionan el tema casi a diario, sé que este proyecto ha tenido un gran impacto en ellos. No se me ocurre nada específico que cambiaría, excepto que tal vez habría continuado el proyecto durante más tiempo. Lo que realmente me interesa es que ninguno de los niños tenía caballos en casa, y sin embargo el proyecto fue muy intenso y los niños se enfocaron mucho. Yo siempre había pensado que cuando los niños tienen cierto conocimiento en común y han tenido algunas de las mismas experiencias, un proyecto resultaría más exitoso. Pero este proyecto evidenció que aun cuando los niños no han tenido ciertas experiencias, a veces vale la pena probar un tema para ver si resulta.

Después de la finalización del Proyecto de caballos, encontramos dificultades para hallar otra cosa que les interesara tanto a los niños. Intentamos hacer un estudio de perros después de este proyecto, pero después de aproximadamente 2 semanas el tema no podía haber sido más aburrido. No resultó exitoso, pero eso estaba bien. Simplemente nos dio evidencia que el Proyecto de caballos sería un estudio difícil de igualar. Fue estupendo como segundo proyecto. Pudimos probar actividades nuevas, hallar más recursos y aprovechar los talentos de cada niño para ver facetas diferentes del tema. Apoyar a los niños durante este estudio y escucharlos hablar continuamente sobre los caballos aun 7 meses más tarde, realmente ha validado para mí lo significativo y valioso del trabajo en proyectos. Es algo que me ha inspirado pasión, pero sé que todavía tengo mucho para aprender. Cada proyecto es diferente y cada niño es singular, pero ¡esto es lo que hace todo tan maravilloso!

Reconocimientos: Ante todo, deseo agradecerles personalmente a todos los niños por hacer esta experiencia tan memorable para mí. Gracias a las familias por reunirse y verdaderamente adoptar un papel enorme en este proyecto. Gracias a Eric Harris, quien ofreció su tiempo voluntariamente para ayudarnos en nuestras visitas a los sitios de investigación. Muchas gracias a Linda Elder y Marsha Harshman por invitarnos a sus hogares, y al Sr. Uphoff por crear nuestra escultura del caballo. También deseo agradecer a los maestros y administradores de nuestro centro por darnos oportunidades de tomar riesgos y plantearnos desafíos, y por apoyar estos desafíos, y gracias por simplemente creer en nuestra capacidad. Con mucho amor, confianza y respeto, Darby Harden.

Volver al inicio de la página

Reflexiones de la maestra. Tasha Verdeyen

Gocé de cada momento de este proyecto. Me agradaba ver a los niños ocuparse en investigar y estudiar caballos. Era emocionante entrar cada día y observar las conversaciones y el juego dramático de los niños. Al principio del proyecto solamente Joseph y Emma tenían pasión por los caballos, y estoy muy orgullosa de ellos por compartir su conocimiento y entusiasmo con toda la clase. Con su interés en los caballos, ayudaron a otros niños a entusiasmarse por el proyecto también. Estos dos niños impulsaron el espíritu y la inspiración de este proyecto. A mi parecer, comunicaron su amor por los caballos a los demás niños, y a su vez estos empezaron a sentir pasión y entusiasmo también.

Además, fue asombroso ver el aumento en su vocabulario. “Atónita” y “asombrada” son las palabras que se me ocurren al reflexionar sobre el Proyecto de caballos. Como maestra, aprendí cada día datos nuevos sobre los caballos. Los niños, Darby y yo colaboramos como equipo para comunicar nuestro conocimiento sobre los caballos. Lo que no sabíamos, lo buscábamos en libros y se lo relatábamos a los demás. Lo que me intrigaba más en todas las fases del proyecto es que los niños todavía querían seguir investigando. Se sentían muy motivados a buscar y escuchar cuentos sobre caballos.

Este proyecto resultó muy provechoso; los niños no solo obtuvieron conocimientos y habilidades nuevos, sino su entusiasmo y pasión se contagiaron a los administradores, otros alumnos del centro y los padres que querían participar. Este proyecto significa mucho para mí. Qué maravilloso fue presenciar que otros amigos llegaron a sentirse emocionados y motivados y a tener curiosidad sobre lo que los niños harían luego. Una habilidad sobresaliente en este proyecto fue la de hacer posibles todas las cosas; si los niños tienen empeño y la mente abierta, pueden lograr cualquier cosa.

Este proyecto también fue emocionante porque mediante las actividades llegué a conocer mejor a los padres de familia. Se me saltaban las lágrimas cuando los padres contaban que sus hijos llevaban a casa el entusiasmo por los caballos. Los comentarios de los padres de familia y las historias que relataban fueron una bendición maravillosa y me mostraron que este fue un proyecto digno. ¡Qué maravillosos padres de familia tenemos!

Reconocimientos: Las visitas a los sitios de investigación, modelar con barro, hacer esculturas, buscar información en libros y hacer dibujos de observación son tan solo algunas de las cosas con las que los niños hicieron experimentos. Habiendo dicho esto, deseo agradecerles a nuestros alumnos, administradores, coordinadores, padres de familia, colegas y amigos por sus consejos, entrega y reflexiones para hacer de este proyecto un éxito maravilloso. Con amor, confianza y respeto, Tasha Verdeyen.Volver al inicio de la página

Volver a la página principal de Proyectos.